Altamaritima

Los problemas más comunes del transporte de mercancías

Los problemas más comunes del transporte de mercancías

Cada año el mercado sigue evolucionando y el transporte de mercancía no se ha quedado atrás, siendo clave en el crecimiento de la economía global. Con el tiempo este ha logrado aumentar su eficiencia logística en rapidez, seguridad y hasta transparencia de información relevante, en parte, gracias a los avances tecnológicos y novedades, como pueden ser los Contenedores Inteligentes y sus beneficios o las estrategias de los Smart Ports.

 

Sin embargo, es importante mencionar que incluso con las mejoras, los habituales percances siguen ocurriendo durante el movimiento de mercancía por los distintos medios de transporte. Aun así, es posible planificar como evitarlos con posibles soluciones al mantenerse informados.

 

Por ello les compartimos la lista de los problemas o errores más frecuentes que suceden durante la manipulación y transporte de productos.  

DESPERFECTOS O DAÑOS DE LA CARGA

Uno de los principales problemas durante el traslado de mercancía es que ésta llegue a su destino dañada o con ciertos deterioros, posiblemente provocados durante el recorrido, ya sean golpes, colisiones o un simple frenado repentino, o durante el manejo en la carga y descarga.

    La manera más efectiva de evitar esto es asegurándose de que la mercancía sea preparada y empacada apropiadamente con todas las protecciones que requiera para entregarse en perfectas condiciones. Algunos principios esenciales del embalaje consisten en mantener los productos menos pesados o voluminosos en la parte superior para evitar que sean aplastados; también es necesario adecuar el embalaje al tipo de manejo ya sea manual o mecánico.

 

Conoce los 5 factores a considerar durante la carga de contenedores dando clic aquí o infórmate sobre los pasos a seguir para una carga y descarga segura con nuestra infografía.

 

EXTRAVÍO DE MERCANCÍA

Como sabemos, muchos de los contratiempos en este articulo pueden ser evitados o, en todo caso, reducidos si tomamos en cuenta ciertas recomendaciones y buenas prácticas. Sin embargo, existen algunos problemas que son difíciles de impedir como es la perdida o incluso robo de mercancía.

    En cuando al extravío este suele ser más frecuente en el transporte marítimo. El World Shipping Council (WSC) en su reporte actualizado durante el 2020 sobre los resultados de los últimos 12 años (2008-2019), indicó que el promedio total es de 1,382 contenedores perdidos en el mar cada año.

 

SOBREPESO Y SOBREDIMENSIÓN DE CARGA

Como se menciona en los puntos anteriores, la clave para hacer llegar la mercancía en perfecto estado depende de su empaque y embalaje. Para esto debe considerarse el tipo de producto, ya que usualmente se cobra de acuerdo a las dimensiones y peso estimado de las cajas. Asimismo, tomar en cuenta en qué consiste la mercancía, comprendiendo que no se debe colocar mercancía liquida encima de la sólida.

    Un embalaje y paletización adecuada no solo protege la carga dentro del vehículo, sino que también reduce el material y recursos de empaque y, a consecuencia, los costos de envío.

 

DOCUMENTACIÓN FALTANTE O ERRÓNEA  

Para cualquier envío de mercancía exitoso es factor clave tener toda la documentación necesaria y en orden, dejando clara la información y datos sobre el cliente o receptor, el vehículo, el transportista, la carga, entre otros aspectos importantes sobre la operación. Esto sirve para poder identificar fácilmente el origen y destino de la mercancía, ya que cualquier mínimo error puede ocasionar retrasos a lo largo de la ruta, costos extra o incluso realizar la entrega en una ubicación equivocada.

    Este error, aunque es bastante común, puede solucionarse al llevar un control optimizado con algún software que gestione la logística, teniendo disponible la información constantemente para todos los involucrados.

 

Da clic aquí para leer nuestro artículo sobre los Documentos y requisitos para importar y exportar mercancía en México.

 

RETRASOS

Existen varios motivos por los que se generan retrasos en las entregas, algunos son imprevistos inevitables y claro, comprensibles ya que ocurren por causas externas como son cambios en el clima, lluvia o nieve, daños o fallas en el vehículo, atascos o tráfico inesperado. Existen otros aspectos a considerar como son las inspecciones en aduana o el tiempo que tardan en liberar la carga.

    No obstante, puede reducirse la probabilidad de estos contratiempos si la empresa tiene su documentación en regla, les dan mantenimiento constante a sus medios de transporte, preparan con anticipación cada pedido o incluso planifican que ruta es la óptima para cada trayecto.

 

RECEPTOR AUSENTE

Una de las causas importantes de entregas fallidas ocurre cuando el destinatario o receptor de la mercancía no se encuentra en el punto de entrega, ya sea por algún malentendido o haber esperado una carga retrasada. Esto puede perjudicar a ambas partes del contrato, rompiendo acuerdos o desperdiciando los recursos y capital invertidos en los recorridos.  

    Para esto deben de implementarse soluciones eficaces como avisar al destinatario en tiempo sobre cualquier cambio e imprevisto y, sobre todo, mantener una comunicación clara y constante entre las empresas o personas involucradas.

Estas situaciones dejan claro la necesidad por continuar buscando estrategias innovadoras que optimicen los procesos del transporte de mercancía. Poniendo siempre como objetivo la satisfacción de quienes conforman la industria del comercio local, nacional o internacional.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestro blog y recibir avisos de nuevas entradas.

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.