Altamaritima

5 factores a considerar en la carga de contenedores

Factores a considerar en la carga de contenedores

Si trabajas en el sector de importación y exportación o estas buscando la manera de enviar una carga a través de transporte marítimo, entonces ya sabes lo complicado que puede ser el proceso, tomando en cuenta las regulaciones de aduana, documentación y la preparación de maquinaria y mercancía a trasladar.

 

Cada aspecto de esta cadena de tareas es importante y un pequeño error puede ocasionar que toda la mercancía se dañe en el trayecto. Por eso es crucial comprender la responsabilidad que es el cargar correctamente el producto en el contenedor. Aquí te compartimos algunos factores fundamentales para asegurar que la carga se mantenga en buen estado durante su recorrido y llegue sin deterioro alguno a su destino.

1. Sello o precinto del contenedor

El precinto o sello de los contenedores son códigos alfanuméricos que ayudan a identificar al contenedor y lo que transporta dentro, indicando que la mercancía debe permanecer intacta y no puede manipularse. Este dispositivo suele colocarse en la zona posterior del contenedor.

 

Una equivocación en el precinto puede ocasionar dificultades en el despacho de aduanas y costos adicionales, ya sea por ocupación del espacio en la terminal o tiempo extra de uso del contenedor. Por ello es importante asegurarse de que el número de precinto este correcto en todos los documentos necesarios y en especial revisar que coincida en el Bill of Lading (B/L), siendo el documento que evidencia el contrato de transporte entre el expedidor y la naviera, y donde se justifica la carga, el lugar de salida y puerto de destino.

El sello o precinto de los contenedores

2. Distribución adecuada del peso

El peso de la carga debe estar distribuida de manera uniforme dentro del contenedor, intentando acomodar la mercancía en toda el área o de quedar espacios vacíos cubrirlos con material de relleno. El que el contenedor pese más en un extremo puede ocasionar problemas al transportarse.

 

Asegúrate de revisar la capacidad de peso que usualmente se encuentra en la puerta derecha de cada contenedor, así como considerar las regulaciones de tu país sobre el peso máximo permitido en el transporte terrestre.

 

Visita nuestro artículo para conocer cuáles son los diferentes tipos de contenedores que existen en el comercio internacional por su uso y dimensiones y consultar cual es la carga útil máxima de cada uno.

 

3. Capacidad y aprovechamiento del espacio

En envíos FCL (Contenedor Marítimo Completo), aparte de tener en cuenta el peso como se indica en el punto anterior, también se debe considerar el utilizar todo el espacio del contenedor para sujetar bien la mercancía. Esto significa cubrir de extremo a extremo, utilizando si es necesario material de relleno, para así asegurar la carga durante el transporte y el constante movimiento. Verifica que la mercancía se distribuya uniformemente a lo largo, ancho y alto del contenedor, apilando la carga de forma coherente en toda la zona.

 

4. El plazo de tiempo para hacer la carga

Se deben considerar ciertos factores antes de planear y agendar la fecha y hora de la carga. Primero debes asegurarte de tener la maquinaria necesaria lista y la mercancía preparada para cargar, estando embalada y paletizada adecuadamente. Posteriormente, en México cuando llega el transportista se dan de 8 a 12 horas para realizar la carga en el contenedor las cuales deberían ser suficientes; toma en cuenta que el conductor únicamente maneja el camión.

 

En caso de requerir más tiempo es posible que se agreguen costos adicionales por hora. Esto ya que, si el transportista no llega al puerto a tiempo, los gastos se elevarían por el uso de transporte y el almacenamiento del contenedor durante la noche.

 

5. El embalaje apropiado de la mercancía

Debe ser una prioridad el cuidar que la carga este embalada y paletizada correctamente ya que, de lo contrario, puede dañarse en el trayecto. Toma en cuenta que el traslado de la mercancía probablemente dure días y se enfrente a cambios de temperatura, humedad, movimientos repentinos, entre otras circunstancias; por ello se recomienda embalar con materiales resistentes y apropiados al tipo de producto para que brinde la protección necesaria.

 

Otros factores que considerar a la hora de paletizar y cargar la mercancía al contenedor son los siguientes:

  • De tener distintos tipos de mercancía, evita colocar la carga pesada encima de la ligera, considerando el peso, tamaño y tipo de producto.
  • Es importante no posicionar los productos húmedos sobre la carga seca para prevenir posibles daños.
  • Verifica que el embalaje sea firme y seguro, atando la carga dentro del contenedor si es necesario.
  • Como norma básica, no se debe colocar presión directa sobre las puertas del contenedor. Puedes usar alguna herramienta o valla como interferencia.
    •  
Foreman control loading containers box from cargo freight ship

¡Recuerda que todo detalle cuenta! Desde el embalaje de mercancía hasta el acomodo dentro de contenedor, todo es esencial para lograr que la carga llegue en perfecto estado a su destino.


Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestro blog y recibir avisos de nuevas entradas.

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.